Leoncia Gómez


Leoncia Gómez Galán, nació en 1903 en Valencia de Alcántara y según cuentan fue abandonada a las puertas de una iglesia.

Vino a Cáceres siendo una niña y entró a trabajar en la casa de un abogado, donde cuido de la casa y la familia durante 50 años, llegando a ganar 75 pesetas al mes (0,45 €).

En casa de los Álvarez que está en la misma Plaza de San Juan, trabajó durante 50 años.

En una época en la que los señores tenían criadas que estaban condenados de por vida a servir a los patrones, sin sueldo, solo a cambio de cama, comida, ropa usada y una propina de vez en cuando. No tenían derecho a descansos, ni vida propia, ni podían soñar con otra cosa, porque desde que entraban en casa de los señores siendo niños o niñas y hasta que se morían de viejos en asilos de la beneficencia (porque ni siquiera habían cotizado para tener una pensión), toda su vida estaba dedicada a servir a los amos. Y encima teníamos que estar agradecidos.

Según hemos leído, un día, Germán Sellers de Paz , entonces director de El Periódico Extremadura, le propuso a don Felipe (ojo le pidió permiso) que Leoncio, su empleada, vendiera por las calles el citado diario.

 Leoncia se dedicó durante nueve años a vocear el periódico decano de la prensa regional por las calles de Cáceres. El dinero que ganaba, aunque poquito, suponía una ayuda para vivir y para pagar una habitación que tenía arrendada en el barrio de Busquet.

Fue entre los años 1966 y 1975, compartió el ocio de la jubilación voceando “Extremaduraaaaaaaa…” al final de la calle Pintores, junto a la plaza de San Juan. Y en ese sitio, la infatigable vendedora ofrecía el periódico, mostraba sus noticias, sus fotografías más originales o la lista completa de la lotería. Estaba siempre en la puerta de Lux, hiciese frío o calor.

Desde la Red Feminista de Extremadura nos llama la atención que mucha gente hoy, no sepa su historia y a pesar de tener una estatua en tan concurrida plaza no conozcamos su nombre.

Leoncia Gómez Galán Murió en 1986, convirtiéndose en un icono de Cáceres y ella nos recuerda a todas las mujeres que sin descanso han trabajado toda su vida porque no les enseñaron a hacer nada más.

Hoy queremos darle las gracias y visibilizarlas. Por eso decidimos celebrar nuestra vigilia feminista junto a ella, contra la feminización de la pobreza, la brecha salarial, el techo de cristal y la invisibilidad de las mujeres en la historia. Contra las violencias machistas, en todas sus manifestaciones y contra los feminicidios, asesinatos a mujeres por el hecho de serlo.

Red Feminista de Extremadura
8 de marzo 2017 00:00 hs

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s